martes, 20 de marzo de 2012

Halo de Alexandra Adornetto


Sinopsis:
La llegada inesperada de los hermanos Church, Gabriel, Ivy y Bethany, supone un revuelo en la pequeña población de Venus Cope. Son extremadamente bellos, inteligentes y misteriosos. ¿De dónde vienen? ¿Dónde están sus padres y por qué sobresalen sea la que sea la actividad que emprendan?

Los tres son en realidad ángeles con la misión de salvar al mundo de su inminente destrucción. Tienen instrucciones claras: no deben establecer vínculos demasiado fuertes con ningún humano y deben esforzarse en ocultar sus cualidades sobrehumanas. Pero Beth, la más inexperta, rompe una de las reglas más sagradas: se enamora de Xavier Woods, el chico más guapo del colegio. 

Desafiar al cielo no resulta una buena idea cuando debes enfrentarte a las fuerzas del mal…

En mis letras:

“El corazón quiere lo que el corazón desea”

El primer libro de la trilogía Halo. Tema principal: Amor. Personajes: Ángeles y humanos (y uno que otro demonio sexy). Año: 2010. Portada: ¿Quién vio la portada y no pudo evitar quedar perdidamente enamorada de ella? Yo!

Recuerdan que para finales de 2010 la fiebre de los libros de ángeles estaba en su apogeo. Bueno yo caí en las redes de esa época gracias a este libro. Solo al ver el pedazo de portada lo ubiqué en un lugar privilegiado en mi wishlist, y en cuanto llegó a México, me hice de él. Así que por deducción… si, yo ya había leído este libro y no lo había reseñado (no hay perdón), pero como hace poco me compré Hades, la segunda parte de la trilogía, volví a leerme el primero para entrar en calor.

Trata de ángeles que son enviados a la Tierra a salvarnos de la inminente destrucción que nos amenaza. Tres hermanos que al momento de leer el libro me acordé, no se por qué, de Edward y de Alice de la casi no conocida saga Crepúsculo. No me hizo enojar, pero si fue como déjà vu. El hermano perfecto, que puede tocar todos los instrumentos, que se porta distante con las relaciones humanas, pero que es tremendamente guapo, y por otro lado tenemos a la hermana mayor, esa que es dulce y que no puede estar enojada con nadie, esa que no sabe de moda, pero te puede hacer un vestido con solo pasarse la idea de cabeza a cabeza como si de bluetooth habláramos. Y por último pensarías que tenemos a una Bella en potencia en el cuerpo de Bethany… pues no se equivocan por completo. Solo que esta vez, nuestra protagonista es más aventada y no le importaría llegar a ser un ángel caído solo para salvar su amor. Y realmente literal, porque se enamora del muy humano Xavier Woods. Algo que no le está simplemente prohibido… lo que le sigue. Este chico pueblerino y adorable nos hará suspirar más de una vez, porque aún después de haber sufrido varias pérdidas en su pasado y por esto mismo, tratar de alejar a las personas de él, no resiste el amor que siente “a primera vista” de Beth. Él es el chico que se lanzaría a un tren para salvarte, no importa que sea un humano… él lo haría. 

La trama transcurre tranquila la primera mitad del libro. Nos presentan a estos personajes y el conflicto del enamoramiento entre Bethany y Xavier para los demás integrantes de la peculiar familia. No es que esté mal el amor, lo extraño es que ella sea más humana que ángel. Cabe mencionar que este aspecto quedó abierto y espero que me lo expliquen en los libros que le siguen.  Pero como no todo puede ser miel sobre hojuelas, llega el personaje sexy y obscuro a desestabilizar la armonía lograda por los hermanos Church en Venus Cove, en la escuela y en la vida de Bethany. Esto le dio más agilidad a la lectura y restamos momentos románticos. Aquí es donde aparece la sombra “Bella” en el personaje: la dependencia de nuestra protagonista por Xav, la cual se puede llegar a entender (tener un chico así… creo que yo también babearía por los rincones sin tregua), demasiados sentimientos nuevos experimentados de un solo golpe, pero que espero lleguen a ser menos enfermizos en Hades. 

Es un libro totalmente romántico. Vemos como un ángel experimenta todas las emociones humanas y como se va alejando de esa divinidad. Es una lectura ligera, fácil de leer, y con frases que te enamoran:

Halla x si (x)=2sen3x, sobre el dominio -2∏<x<2∏
x=Beth
El resultado final siempre eres tú. X siempre es igual a Beth.

Recomendada para los que aman el amor, los asuntos angelicales, sexys demonios y peleas de fuerzas inimaginables.

PD. Les debo las imágenes que blogger se ha enojado conmigo y no me deja subirlas... y luego que portada!!

Los leo en la próxima...
xoxo
gabby*!!

1 comentario:

  1. Lo tengo por fin en casa y espero leerlo en breve ^^
    Un beso

    ResponderEliminar

Deja tu comentario después del beep.